Página principal Mística y Kabalá El hilo rojo

El hilo rojo

Autor: Yossi Katz

Y entonces me acordé que una vez leí acerca de un “hilo rojo” que supuestamente está basado en la Kabalá…

P: Shalom. Acabo de retornar de un viaje a India y tengo una pregunta que espero puedan responderme. Vi que en India la gente lleva un hilo rojo atado a la muñeca y cuando les pregunté qué era, me respondieron que era algo relacionado con su religión.

Y entonces me acordé que una vez leí acerca de un “hilo rojo” que supuestamente está basado en la Kabalá, y que muchas celebridades usaban.

¿Qué pueden decirme ustedes en Breslov acerca de esta costumbre?

Acabo de retornar de un viaje a India y tengo una pregunta que espero puedan responderme. Vi que en India la gente lleva un hilo rojo atado a la muñeca y cuando les pregunté qué era, me respondieron que era algo relacionado con su religión.

R: El así llamado en idisn “roite bindel” solía ser “prescrito” por madres y abuelas judías preocupadas en Europa oriental para proteger a sus hijos y nietos contra el mal de ojo. Es muy común también otra costumbre parecida, cuando la gente circunscribe la tumba de la matriarca Rajel con un hilo rojo siete veces y luego usa ese mismo hilo de la manera antedicha.

Que no te ocurra nada malo!

Kol tuv

En el Sitio de la Yeshivá Or Sameaj, en la columna “Preguntas al Rabino” dice así:

No hay ninguna mención escrita en la Torá, en la Halajá y ni en la Kabalá acerca de atarse un hilo rojo en la muñeca. Sin embargo, parece ser una costumbre que ha circulado desde hace ya bastante tiempo y que posiblemente se base en conceptos de la Torá o kabalísticos. Tal vez el hilo rojo se considera una segulá de protección debido a que Rajel, la esposa de Jacob, accedió abnegadamente a que su hermana Lea se casara con Jacob en su lugar, para evitar que Lea pasara vergüenza. Más tarde, Rajel voluntariamente devolvió su alma al Creador en el solitario camino rumbo a Beit Lejem para poder rezar allí por los judíos desesperados que iban a pasar por ese mismo camino al ser exiliados y tomados cautivos. Al usar el hilo rojo, estamos recordando el mérito de Rajel y su grandeza, demostrada por su consideración, su compasión y su abnegación.

 

Uno de los grandes sabios de las últimas generaciones, el Rav de Debrezin, menciona el acto de atar un hilo rojo para protegerse contra el “mal de ojo” y que figura en la Tosefta, que es una antigua obra talmúdica (Shabat). Lo malo es que allí dice que atarse un hilo rojo está absolutamente prohibido y se denomina a este acto “darkei emori”, o sea, una práctica supersticiosa l

Artículos relacionados

Leave a Comment