Página principal Fiestas JudiasLas Tres Semanas - Tisha BeAv Ven conmigo

Ven conmigo

Autor: Yehudis Golshevsky

Cuando sufrimos por sentimientos de envidia, enojo o inseguridad, Moisés es nuestro sendero de liberación.

El nombre hebreo de este mes es Av, y al dar vuelta las letras, la alef y la bet, obtenemos la palabra “bo”, que en hebreo significa “ven”, en modo imperativo.

En la víspera del Éxodo, Dios le dijo a Moisés: “Bo – ven – al Faraón”. Pero ¿no debería haber dicho “Ve”? Cuando Abraham debía emprender su travesía a la Tierra Prometida, Dios le dijo “Ve”. Entonces ¿por qué usó ese mismo término cuando llevó a Moisés a encarar al soberano egipcio?

El Rebe Najman explica que la frase “Ven al Faraón” contiene una lección muy importante para nosotros. El Faraón era nuestro esclavizador, nuestro atormentador. El Faraón físico nos amargaba la vida y hay muchas circunstancias y fuerzas y sentimientos internos que pueden hacer lo mismo. Cuando sufrimos por sentimientos de envidia, enojo o inseguridad, Moisés es nuestro sendero de liberación.

El Rebe Najman explica que la frase “Ven al Faraón” contiene una lección muy importante para nosotros. El Faraón era nuestro esclavizador, nuestro atormentador. El Faraón físico nos amargaba la vida y hay muchas circunstancias y fuerzas y sentimientos internos que pueden hacer lo mismo

Moisés representa la daat, o sea, la conciencia espiritual que tenemos de Dios. Es el conocimiento integrado de que Dios está acá a nuestro lado y que todo lo que nos sucede está ordenado en forma Divina, incluso nuestros desafíos.

Y cuando finalmente oímos Su voz diciéndole a Moisés -nuestra conciencia – que enfrente al Faraón, Él no nos dice “ve” sino que nos dice “ven”. Ven conmigo, y juntos enfrentaremos a tus demonios. Es cuando nos sentimos pequeños y apartados que Él nos toma de la mano “Yo habito junto con los oprimidos”.

El mes de Av es el momento más bajo del año judío, cuando aún estamos tambaleándonos por las repercusiones de los distintos Faraones de nuestro pasado colectivo. Y al enfrentar nuestro dolor histórico, todavía debemos recordar que estamos en el mes de Av, el mes de “Ven conmigo”!

Artículos relacionados

Leave a Comment