Página principal Sabiduría judía La codicia

La codicia

Autor: Yehudis Golshevsky
עשה ולא תעשה בפרנסה

Enseñó el Rebe Najman de Breslov…

Existen “rostros de santidad” – rostros de luz y de vitalidad – y hay “rostros oscuros”, del “otro lado”, de depresión y de idolatría, que acosan a aquellos que están sumidos en la codicia. La raíz de este vicio es una falta de fe en que Dios puede proveerle al individuo el sustento sin que él tenga que perseguirlo y esforzarse en un grado extremo.

Likutey Moharán I:23

 

Qué significa esto para mí?

En la lección citada aquí arriba, el Rebe Najman nos ofrece un marcado contraste enre la vida de la persona que vive sin codicia y la persona que está sumida en dicho vicio. Él no nos dice que no tenemos que trabajar, pero sí nos dice que no tenemos que matarnos trabajando. Podemos trabajar y recibir nuestro sueldo y aun así estar llenos de vitalidad espiritual y alegría, siempre y cuando nuestra búsqueda del sustento esté unida a la fe, sabiendo que Di-s es Quien nos provee el sustento y que este no depende únicamente de nosotros.

חנוכה לחיות מחדש את הניצחון על החמדנות

Una plegaria:

 

Por favor, Dios Compasivo,

Protégeme de ser una persona codiciosa

Porque esto es idolatría

Que es algo que ha dominado a las naciones

Aquellos que caen en sus redes

Quedan atrapados en la depresión y en la ansiedad

Siempre están llenos de preocupación y de ira

Y no viven una vida real

Apiádate de mí y de mis seres queridos

Y de todo Tu pueblo

Para que no consumamos nuestros días

en la codicia.

Ayúdame a no sentir envidia de aquellos

Que tienen más que yo

Al revés

Que pueda ser feliz con lo que me tocó

Y que no tenga deseo de aquellas cosas

Que no necesito realmente

Dame fe

Y que siempre deposite mi confianza en Ti

 

 

Artículos relacionados

Leave a Comment