Página principal Familia y ParejaSalud fisica y mental Un nuevo comienzo

Un nuevo comienzo

Autor: Ester Shechter

Las prioridades de la gente por fin se han vuelto más hacia la salvaguarda de sus familias y el crecimiento personal

En estos tiempos que corren, no es excepcional observar cómo muchos emprenden un nuevo rumbo en sus vidas. El confinamiento, la cuarentena, el aislamiento social o como quieran llamarlo ha hecho que muchos cambien su forma de pensar. En países como Italia o España la situación ha sido y aún sigue siendo catastrófica y han muerto muchas personas, más de lo que nadie pudo nunca imaginar.

Por ello, las prioridades de la gente por fin se han vuelto más hacia la salvaguarda de sus familias y el crecimiento personal. Es cierto que muchos han aprovechado para ponerse al día en Netflix, pero también es cierto que incluso esas personas se han planteado el sentido de la vida y aunque estuvieran alejadas completamente de la religión se han preguntado (tal vez incluso por primera vez en sus vidas) qué es lo que mueve el mundo. Nuestras miradas y nuestros rezos se han vuelto a HaShem con más fuerza que nunca y seguimos rezando por la completa recuperación de todos los enfermos, no solamente por el coronavirus sino por todas las enfermedades.

Es cierto que muchos han aprovechado para ponerse al día en Netflix, pero también es cierto que incluso esas personas se han planteado el sentido de la vida y aunque estuvieran alejadas completamente de la religión se han preguntado (tal vez incluso por primera vez en sus vidas) qué es lo que mueve el mundo

Siguiendo esta iniciativa de nuevos comienzos y con el propósito de clarificar las cuestiones de salud y alentar el estudio de la influencia de HaShem en estos asuntos, nace esta nueva sección. Aquí hablaremos de salud, vida sana, espiritualidad, estilos de vida, nutrición, bienestar y todo tipo de cuestiones relacionadas con el cuidado del cuerpo que HaShem nos ha regalado como préstamo para que lo utilicemos en esta vida. Rabi Najman tiene mucho que decir al respecto. Sigan leyendo y descubrirán el secreto para una vida saludable y feliz.

Mucho se ha hablado sobre el coronavirus y la famosa vacuna que todos los países se han lanzado a la carrera por descubrir pero, ¿se han planteado tal vez que la curación ya pueda estar en nuestras manos? HaShem ha creado este mundo de una forma perfecta. Él ha provisto la naturaleza de todos los remedios necesarios a las enfermedades que existen, existieron y existirán. En un principio todos estos remedios estaban escritos en el Sefer HaRefuot pero, como sabemos, este libro fue ocultado por el rey Jizkiyahu puesto que llegó un punto en el que la gente no rezaba por su curación sino que iban directamente al libro y hallaban la cura a su enfermedad, por lo que creían innecesario rezar a HaShem por su curación.

Cada hierba que existe en este mundo tiene poder de curación para determinadas enfermedades, cubriendo entre todas ellas la totalidad de condiciones que afectan la salud del hombre. Cabe destacar que si la persona rezara con la suficiente emuná, entonces incluso el pan y el agua le servirían para curarse como si hubiera tomado las hierbas necesarias, tal y como está citado en Likutey Moharán. En este caso, la persona sería capaz de canalizar el poder curativo a través del pan y el agua y curarse por completo. Quiera Di-s que pronto sepamos llegar a esos niveles de conexión con el Eterno.

Para el hombre ha quedado en su intelecto la idea del poder curativo de las hierbas, aunque este libro se perdiera hace ya muchos años. La herbología es una disciplina que ha existido siempre, y se usaba tradicionalmente para curar a los enfermos. Sin embargo, hoy en día ha caído en un estatus de disciplina curativa de segunda categoría en la mayoría de los círculos médicos. Si un enfermo va a visitar al médico, difícilmente le va a recetar hierbas para su recuperación. Sin embargo, su efectividad está más que demostrada.

Más allá del efecto calmante que tienen las infusiones que todos conocemos, existen otras formas de utilizar las hierbas (tintura, cápsulas) y beneficiarse de sus propiedades. Su uso sigue siendo muy común hoy en día en la medicina china (no se me alteren, no solamente el virus famoso viene de allá). En Israel y en muchos otros lugares del mundo, las terapias alternativas están cobrando cada vez más importancia y son muchos los que alternan la medicina oriental con la occidental.

Ya que HaShem ha puesto en nuestra mano ambas disciplinas para que consigamos llegar a la curación que necesitamos, ¿por qué privarse de alguna de ellas? La persona enferma y todo el que quiera rezar por un enfermo debe apelar a la misericordia de HaShem para que los médicos y los remedios que encuentre en su camino sean buenos mensajeros y conductos para obtener la curación a su enfermedad. Y esto ha de hacerse sin tener preconceptos sobre esos medios por los que el Eterno le va a otorgar el mérito de curarse y conectándose con concentración en sus rezos para que el Único Creador del Universo se apiade y le conceda curación completa.

Con el favor de Di-s, que tengamos el mérito de utilizar los rezos, las hierbas y las medicinas de forma sabia y correcta y los enfermos sean sanados.

Artículos relacionados

Leave a Comment