Página principal El mundo de Breslov Socorro

Socorro

Autor: Yehudis Golshevsky
חודש כסלו להחזיק את הקשת

Enseñó Rebe Najman de Breslov:

“Incluso si lo único que puedes decirle a Dios es “Socorro, ayúdame”, eso ya de por sí es muy bueno. Repítelo una y otra vez, hasta que Di-s te abra los labios y las palabras empiecen a fluir de tu corazón”

La silla vacía

Incluso si lo único que puedes decirle a Dios es “Socorro, ayúdame”, eso ya de por sí es muy bueno. Repítelo una y otra vez

¿Qué significa esto para mí?

 

La plegaria es el servicio del corazón y en lo referente a la plegaria, la veracidad de las palabras y el sentido de su inminencia son lo que la llenan de vitalidad. Incluso si lo único que puedo decir es “Socorro” o “Ayúdame” o “Dios mío”, no debo dejar de rezar. Cuando cada “Socorro” proviene de un lugar dentro de mí misma en el que sé cuánto necesito la ayuda de Dios, las palabras se iluminan con la luz de la plegaria genuina y sincera. Y si me llegan más palabras o mejores palabras, está muy bien. Y si lo único que tengo es mi sentido “Socorro”, también está muy bien.

במקום להבחין בשכל האינסופי המתגלה בכימיה של החיים הם מעדיפים לראות תהליכים אקראיים ומקריים

Una plegaria:

 

Clamaré ante Di-s con mi voz
Le rogaré con mi voz.
Amo del universo,
Tú escuchas el sonido de los gritos de Tu pueblo con compasión
Ten piedad y compasión de nosotros y muéstranos tu piedad
Y siempre está a nuestro lado para ayudarnos
Fortalece nuestros corazones para que
Persistamos en clamar ante Ti con sinceridad
Hasta que nos respondas
Hasta que nos salves y digas: “Aquí estoy”

 

Likutey Tefilot

Artículos relacionados

Leave a Comment