Página principal Sabiduría judía Lo físico y lo espiritual

Lo físico y lo espiritual

Autor: Yehudis Golshevsky
image_pdfimage_print

Enseñó Rebe Najman de Breslov…

 

Transfórmate en la clase de persona que hace que el cumplimiento de sus necesidades físicas sea también una experiencia espiritual.

Algunas personas comen para tener fuerza para estudiar la Palabra de Di-s.

Otras, las que tienen mayor conciencia espiritual, estudian la Palabras de Di-s para saber cómo comer

 

La silla vacía

 

Algunas personas comen para tener fuerza para estudiar la Palabra de Di-s.

Otras, las que tienen mayor conciencia espiritual, estudian la Palabras de Di-s para saber cómo comer

Qué significa esto para mí?

 

Si bien me encanta leer esta enseñanza para recordar y tener presente cómo debo comer (que, personalmente, es una de las áreas de la vida sobre las que más me cuesta trabajar), el comienzo me ayuda a recordar que todo el trabajo físico que realizo es potencialmente espiritual.

Cuando trabajo para ganarme la vida, tengo que tener presente que el dinero que gano va a utilizarse para construir un hogar judío, para dar de comer y atender las necesidades de nuestros hijos, que estudian Torá, para comprar comida para servir a los invitados en Shabat… en fin… la lista es interminable! Y cuando hago los quehaceres de la casa, estoy ayudando a que mi casa sea un lugar agradable y alegre donde uno puede crecer, un lugar en el que mis hijos y mis invitados se sienten a gusto y cómodos. Y cuando me encargo de atender las necesidades físicas de los demás, hasta las más mundanas, estoy emulando el atributo Divino de benevolencia. Tal como solía decir uno de los más grandes maestros espirituales: “Encargarse de las necesidades físicas de los demás- esas son mis necesidades espirituales!”.

Una plegaria

 

Dios mío,

Concédeme la sabiduría

Para traer armonía

A la alianza

Entre mi cuerpo y mi alma

Que ambos se eleven juntos

En mi devoción por Ti

Mi alma percibe Tu luz

Que mi cuerpo también pueda discernirla

Mi alma pronuncia Tus alabanzas

Que mi cuerpo también pueda cantarlas

 

The gentle weapon

Artículos relacionados

Deja un comentario