Página principal El mundo de Breslov La vida del Reb Noson

La vida del Reb Noson

Autor: breslov.org
ולא נתן אם לא רבי נתן למוט רגלינו הילולת רבי נתן עשרה בטבת
image_pdfimage_print

Este 10 de Tevet las comunidades Breslov de todo el mundo conmemoran el fallecimiento del Reb Noson. He aquí una breve descripción de esta figura trascendental del judaísmo, y que su memoria sea una bendición y un mérito para todos nosotros.

Reb Noson Sternhartz nació en Nemirov, el 15 de Shvat de 5540 (22 de enero de 1780). A la edad de trece años, se casó con Esther Sheindel, la hija del destacado Rabino David Tzvi Orbach, que era una gran autoridad halájica en Polonia y en Ucrania. Reb Noson tenía veintidós años cuando el Rebe Najman se trasladó a Breslov, y el Reb Noson muy pronto se transformó en su principal discípulo. Además, él pasó a ser el escriba del Rebe, y escribía todas las enseñanzas y conversaciones del Rebe. El propio Rebe Najman dijo: “De no ser por Reb Noson, no habría quedado ni una sola página de todos mis escritos” (véase Tzadik #367).

El propio Rebe Najman dijo: “De no ser por Reb Noson, no habría quedado ni una sola página de todos mis escritos”

Tras el fallecimiento del Rebe Najman, el Reb Noson se trasladó a Breslov (1811). Allí publicó todas las enseñanzas del Rebe, y escribió también sus propios discursos y enseñanzas originales, varios de los cuales fueron publicados en su vida. También viajó por toda Ucrania, visitando a los seguidores del Rebe Najman y continuando con la difusión de sus enseñanzas. En el año 1822, hizo su peregrinaje a la Tierra Santa, un viaje que en más de un sentido rivalizó con el viaje del propio Rebe Najman por su nivel de aventura y suspenso. Durante aquellos años, los negocios de su padre, Reb Naftali Hertz, sufrieron un colapso y Reb Noson se sumió en una tremenda pobreza. Una vez él dijo que cuando empezó a comer con utensilios de madera, no le sentía el sabor a la comida. Cerca de 1830, con el marcado aumento de las personas que llegaban a Uman para Rosh Hashaná, el Reb Noson inició la construcción de una sinagoga grande de Breslov (hasta ese momento, habían alquilado un lugar en la ciudad para la reunión de los seguidores).

A fines de 1834, Rabí Moshe Tzvi Savran, el Rebe de Savran, instigó una terrible y feroz oposición contra Reb Noson y todos los jasidim de Breslov. Dicha contienda condujo a la encarcelación temporaria del Reb Noson a cargo de las autoridades locales. Tras su liberación, el Reb Noson huyó de una ciudad a otra en Ucrania y recién pudo retornar a Breslov en la primavera de 1835. Poco después, fue expulsado de Breslov, y tuvo que quedarse por orden de la corte de justicia dentro de su ciudad natal. Si bien obtuvo permiso para viajar a Uman en Rosh Hashaná y en otras ocasiones especiales, era prácticamente un prisionero en Nemirov. Su confinamiento también lo dejó a la merced de sus adversarios, quienes aprovechaban cada oportunidad que se les presentaba para atormentarlo. Tras la repentina muerte del Rebe de Savran en 1838, la terrible oposición se fue desvaneciendo y Reb Noson regresó a Breslov ese mismo año.

ציונו של רבי נתן מברסלב

Reb Noson tuvo cinco hijos y una hija, todos los cuales lo sobrevivieron. Reb Shajne (n. 1802) y Reb Itzjok (n.1808) nacieron en vida del Rebe Najman. La única hija del Reb Noson, Jana Tzirel (b.1820) y su tercer hijo, Reb Dovid Tzvi (b.1822) le nacieron a su primera esposa, Esther Shaindel (f.1826). Luego Reb Noson se casó con Dishel, quien le dio dos hijos: Reb Najman (b.1827) y Reb Yosef Yona (b.1829).

A pesar del tremendo sufrimiento personal causado por la pobreza y por la oposición, Reb Noson tuvo el enorme mérito de darle forma al movimiento Breslov, convirtiéndolo en la fuerza vibrante que es hoy en día. Y todo esto a pesar de no tener un Rebe “vivo”. La mañana de su fallecimiento, el 10 de Tevet de 5605 (20 de diciembre de 1844), Reb Noson pidió que le leyeran las primeras dos historias de los Cuentos del Rebe Najman. La segunda historia termina diciendo “vayamos a casa”. Al oír estas palabras, el Reb Noson asentó con la cabeza como diciendo: “Sí, es hora de que vaya a casa”. Falleció más tarde ese mismo día en su hogar de Breslov, justo antes de que empezara el Shabat. Reb Naftali, que había sido muy amigo del Reb Noson desde que eran niños, por esa época vivía en Uman. A la mañana siguiente, Reb Naftali dijo que estaba seguro de que “Reb Noson falleció anoche”. Cuando le preguntaron cómo lo sabía, él respondió: “Tuve un sueño en el que vi a Reb Noson, que iba corriendo. Le pregunté: ‘Reb Noson, ¿adónde vas corriendo?’ Y él respondió: ‘¿Yo? ¡Directo al Rebe!’” (Tradición Oral).

 

Artículos relacionados

Deja un comentario