Página principal Consejos espirituales La simplicidad – 1ra parte

La simplicidad – 1ra parte

Autor: Chaim Kramer
image_print

 

Una vez alguien le preguntó al Rebe Najman: “Cuando estoy rezando y menciono el Santo Nombre de Hashem, ¿qué pensamientos e intenciones profundas debería tener en mente?”.

“¿Acaso el significado simple ─Dios─ no es suficiente para ti?”, respondió el Rebe (Tzadik #414).

“¿Acaso el significado simple ─Dios─ no es suficiente para ti?”, respondió el Rebe

Todo el que esté familiarizado con las enseñanzas del Rebe Najman sabe que, en este caso, el Rebe se estaba refiriendo a su tema favorito: servir a Dios. Para el Rebe, servir a Di-s comprende todos los aspectos de la vida, sin excepción. Siendo así, podríamos haber pensado que la respuesta del Rebe a su seguidor debería haber sido una respuesta larga, compleja de la grandeza de Di-s, de Su poderío, de Su inefabilidad, de Su omnipotencia…. Sin embargo, la respuesta del Rebe fue cualquier cosa menos eso. De hecho, fue una respuesta absolutamente simple y sencilla.

במקום שהשכל נגמר שם מתחילה האמונה

La vida puede ser muy simple. O también puede ser muy compleja. Depende de lo que nosotros hagamos con ella. El consejo del Rebe Najman: mantenla simple. De nosotros depende. Si bien el seguidor del Rebe pensaba que uno debe tener muchos pensamientos complejos e intenciones sofisticadas, el Rebe le exhortó a hacer exactamente lo contrario: a ser simple.

Con simplicidad, tenemos la libertad de lograr muchísimo más de lo que podemos llegar a imaginar. Muchísimo más de lo que podemos llegar a anhelar.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario