Página principal El mundo de Breslov En este mundo y también en el otro

En este mundo y también en el otro

Autor: breslov.org

Miles de personas viajaban a escuchar y hablar con el Rebe Najman durante su vida

Miles de personas viajaban a escuchar y hablar con el Rebe Najman durante su vida. El Reb Noson, que fue su más cercano discípulo, también hizo mención de los niños que llegaban a ver al Rebe y volvían a casa tan ricos espiritualmente.

Un pequeño niño de nueve años de edad que estaba enfermo con un poco de fiebre fue enviado al Rebe por su padre. El Rebe habló con él un largo rato y le dio grandes consejos. Se trataba de un niño muy temeroso. El Rebe le preguntó: “¿De qué tienes miedo ahora? Piensa el miedo que tendrás cuando te lleven al cementerio y te dejen allí solo. Hoy tienes miedo de salir afuera solo. ¿Qué vas a hacer entonces?”.

Un pequeño niño de nueve años de edad que estaba enfermo con un poco de fiebre fue enviado al Rebe por su padre. El Rebe habló con él un largo rato y le dio grandes consejos.

Y también le dijo: “¿Quién quiere quemarse a sí mismo con sus propias manos? Cuando pecas, es como si estuvieras quemando a ti mismo con tus propias manos, porque finalmente recibirás el duro y amargo castigo por el pecado. Seguro que te importa de tu propio bienestar lo suficientemente como para no quemarte con tus propias manos”.

El Rebe entonces le dio al niño una segulá para la fiebre: tomar polvo que había sido pisado en el umbral y colocarlo en un recipiente al fuego hasta que se quemara por completo. Entonces había que colocarlo a su lado, y entonces se curaría.

El niño creció y estas y otras palabras que el Rebe le había dicho quedaron grabadas en su corazón. Y las recuerda hasta el día de hoy. A partir de esto vemos que el Rebe incluso en el caso de un niño pequeño imbuía a sus discípulos del temor al Cielo para que aprendieran a servir a Dios. Así está escrito: “Educa al niño por el camino que debe transitar e incluso cuando sea grande no se apartara de él” (Proverbios 22:6).

También he oído de muchas otras personas que eran niños en la época del Rebe las cosas maravillosas que les dijo cuando eran niños. Y que aún recuerdan y al mirar atrás, se dan cuenta de que el Rebe logró transmitirles ciertas cosas que les serían de gran beneficio posteriormente en la vida.

 

Tzadik #490

Artículos relacionados

Leave a Comment